Buscador de hoteles y alojamientos en Cantabria, sus restaurantes, productos y servicios, así como Guía completa de Turismo, Historia y Geografía de nuestra Región. Toda la información útil en un clic.
Cantabria Total en Twitter Cantabria Total en FaceBook

Colaboradores:
Colaboradores de QR SmartMagazine

 

EL PALANCU

Productos y servicios: Artesanales

EL PALANCU

EL PALANCU

Origen: Las utilidades que se le ha dado son numerosas. Los pasiegos lo utilizaban para librar saltando cualquier obstáculo que pudieran encontrar en los agrestes caminos de su entorno, arroyos, matorrales, muros, con una gran habilidad en su manejo.

Otra de las utilidades que se le daba era la de arma defensiva, tanto contra animales, como en las peleas juveniles o vecinales, en las que arrebatarle el palu a alguien era someterle a humillación y poner en duda su hombría.

El buen manejo del palancu en las reyertas generaba cierto prestigio en el luchador, sobretodo si la destreza existía por igual en las dos manos. Hubo ocasiones en las que a causa de las excesivas reyertas, las autoridades tuvieron que prohibir el uso del palanco, debido a las sangrías que se originaban. El palo también servía para rondar o cortejar a las mozas, había toda una serie de reglas para este propósito.

Cabe destacar su lugar simbólico en reuniones de carácter religioso y popular. Los palancos se suele exhibir en las procesiones de las tres villas pasiegas, en sus respectivas fiestas patronales del entorno, y en la fiesta de Nuestra Señora de Valvanuz. Además también se le hacía partícipe para rendir pleitesía a las Autoridades Civiles o Eclesiásticas, sobretodo en su llegada a las villas.

Descripción: El Palu, Palancu o vela, es una vara de avellano bien recta, a la que se ha extraído la corteza tostándola al fuego y a la que se ha dejado curar para que fuese adquiriendo cierta resistencia sin perder flexibilidad. El proceso de fabricación es largo, a base de calor, agua, grasa y arena. La longitud del palu excede, normalmente, en una cuarta y media la altura del saltador, por lo que suele superar los dos metros, y su grosor ronda los 6 centímetros. En el extremo inferior suele llevar herrado una capucha de hierro y un ancho clavo, formando una puntera que sirve para que se aferre al suelo, evitar su desgaste y como defensa. Es costumbre también, adornar la parte superior con tachuelas doradas.

GALERÍA MULTIMEDIA

EL PALANCU